TU SEGURIDAD TAMBIÉN DEPENDE DE LA SEGURIDAD DE LOS DEMÁS

TU SEGURIDAD TAMBIÉN DEPENDE DE LA SEGURIDAD DE LOS DEMÁS

La seguridad física y en general la seguridad de nuestros datos es algo que no debemos pasar por alto. Por ello en esta ocasión voy a contarles un caso relacionado a la seguridad móvil, no sin antes dejar claro que este artículo es más una reflexión sobre un caso real que pasa muy a menudo.

Hace ya un par de semanas a una amiga (a quien en este artículo llamaremos Andrea) le robaron su teléfono celular, acto que podría parecer nada importante porque si tienes varo (dinero) al otro día te compras otro y ya está.

Pero en realidad muchos sabemos que lo realmente importante no es el teléfono si no su contenido, más bien el montón de información que llevas en él, desde contactos telefónicos, fotos de familiares y amigos, conversaciones de WhatsApp, mensajes de texto, registro de llamadas, contraseñas, entre otras cosas, ha y si por casualidad también le enviaste tu tarjeta de crédito o debido a alguien ya te chingaste (en internet hay un montón de manuales sobre cómo dar con el NIP de las tarjetas), bueno ustedes ya saben para que se usa un teléfono, lo que normalmente almacenamos y compartimos en él.

Al principio no te importa porque no es tu teléfono y tú no perdiste nada, pero si piensas un poco más detenidamente terminas por darte cuenta que en su agenda telefónica estaba tu número de teléfono, un par de fotos en las que sales, entre muchísimas conversaciones de mensajería.

Los números de teléfono no se le dan a cualquiera y ahora toda esa información está por ahí fuera en manos de algún desconocido que no debería tenerla.

Hace un tiempo publique un artículo de lo fácil que era conseguir información de una persona en las redes sociales únicamente con el número de teléfono e incluso hacernos un perfil de su ciudadanía digital.

Creo que podríamos estar vulnerables desde algunos sitios que muchas veces hemos descuidado, y lo digo porque si algún familiar te envía un documento o una foto, abres ese archivo con más confianza.

Por lo tanto si pudiera representarlo mediante una imagen sería más o menos así.

33l1eth

Siguiendo la representación anterior podríamos decir que aunque tu cuides tu seguridad, si los que te rodean (tu circulo de amistad) no lo hacen, no estás tan seguro como parece y pueden ser una vía explorable para llegar hasta ti.

Entonces ¿Es tu problema que los demás sean descuidados?, ya sé que no es tu problema y estoy de acuerdo con eso, pero lamentablemente aunque no es directamente nuestro problema, esto podría llegar a ser un verdadero dolor de cabeza.

Como lo haría alguien.

Una de las cosas que se me ocurren si quiere saber cosas de ti, solo tendría que asegurarse de identificar a una persona cercana a ti y comenzar a formar parte de su círculo social y desde ahí escalar hasta el tuyo, y porque no decirlo ir directamente por su teléfono como fue este caso. Tal como se hace en Facebook, cuando alguien no tiene habilitado al público el botón de agregar como amigo, simplemente te haces amigo de alguien de sus circulo y a partir de ahí ya puedes enviarle solicitud de amistad.

Esto me lleva a pensar que para estar más seguros tal vez debamos comenzar a concienciar en seguridad a quienes integran nuestros círculos sociales, ya no tanto por la seguridad de ellos si no por la nuestra.

 

Via | Hackerss

GonzaloCN

Amante de la informática y las nuevas tecnologías, me encanta compartir con el resto de personas el conocimiento.

Artículos Relacionados
Deja una respuesta